Se estiman 40 millones de puntos de carga para autos eléctricos en el mundo, de cara al 2030.

07/08/2018

La tendencia a la baja en precios de baterías e iniciativas gubernamentales, prrovocarán que las ventas generales de autos eléctricos se disparen en los próximos años. Esto, deriva un atractivo hacia la infraestructura de recarga, para empresas que desean invertir en el nuevo método de movilidad que se aproxima.

note1.jpg

La tendencia a la baja en precios de baterías e iniciativas gubernamentales, prrovocarán que las ventas generales de autos eléctricos se disparen en los próximos años. Esto, deriva un atractivo hacia la infraestructura de recarga, para empresas que desean invertir en el nuevo método de movilidad que se aproxima.

La consultora norteamericana Wood McKenzie,estima que para el año 2030 la red de carga de autos eléctricos, generará un volumen de 18.600 millones de dólares sólo en EEUU.

Globalmente hablando, según el mismo informe, la red mundial de puntos de carga en 2030 alcanzará los 40 millones de unidades, cuando los coches eléctricos supondrán un 11% de las ventas totales. Dicha situación será posible gracias al incremento de las ventas de vehículos de cero emisiones, que crecerán a un ritmo medio del 24% anual, siendo China el mayor mercado.

El departamento encargado del informe dentro de Wood McKenzie asegura: “Aunque las oportunidades serán lentas al principio, las empresas pronto verán un rápido crecimiento”.

Las petroleras Cepsa, BP y Royal Duch Shell, se apresuran para adaptar su modelo de negocio a la llegada de los autos eléctricos. Por otra parte, las eléctricas ya ofrecen servicios de instalación de puntos de carga, y tarifas reducidas para los usuarios de vehículos eléctricos.

eMobility Solutions.

 

eMobility Solutions.

 

Press: El Periódico de la Energía.