eMobility, ¿cómo funcionan? y ¿el mantenimiento?

18/08/2018

Los autos eléctricos son de transmisión automática, por lo tanto su conducción es mucho más simple que los habituales de transmisión manual y a combustión.

peugeot-partner-electrico-1200x439-1200x

Conducir éste tipo de autos es mucho más cómodo, y reduce la mayoría de los esfuerzos cuando estamos frente al volante. Tendremos siempre la pierna izquierda libre de funcionamiento debido a la omisión del embrague, y mano derecha al no necesitar gestionar los cambios manualmente. Punto muy a favor, ya que permite nuestro foco al 100% en el camino, reduciendo riesgos de accidente.

Respecto al funcionamiento.

La palanca de cambios cuenta con cuatro marchas:

  • D: Marcha adelante

  • R: Marcha atrás

  • N: Neutro o punto muerto

  • P: Parking, o parada

 

 

Para comenzar la marcha de un auto eléctrico, la palanca debe de estar posicionada previamente en la marcha ‘P’. Generalmente en las nuevas versiones, no necesitamos la llave de contacto. Bastará con presionar el botón de encendido/apagado, mientras se presiona el freno.

El motor no tiene sonido, por lo que los fabricantes suelen incluir un efecto electrónico sonoro para avisarnos que el auto está en marcha. Recordemos que los vehículos automáticos al estar en la marcha ‘D’, avanzarán lentamente sin necesidad de presionar el acelerador.

En posición ‘N’, el auto eléctrico no se moverá, aunque quedará en ‘Punto muerto’, por lo que si estamos ante una subida, es probable que se mueva hacia el lado de bajada.

Para dar fin al funcionamiento, debemos volver la palanca a la posición ‘P’, para presionar el botón de encendido/apagado.

Respecto al mantenimiento.

El tema más cuestionado sobre este tipo de autos, es si el mantenimiento es más complejo, o requiere más tiempo de atención.

Lo cierto, es que los autos eléctricos tienen menor mantenimiento que los de combustión, además de que el mismo es más barato.

Se debe a que el motor eléctrico es más sencillo que el de combustión. Tiene menos piezas, y se ven menos afectadas por el desgaste, ya que no están expuestas a altas temperaturas. Hay que tener en cuenta también, que los autos eléctricos no cuentan con depósito de aceite, filtros, carburador, bujías o correa de distribución.

Entonces, ¿qué requiere de mantenimiento?

Se limitan al control de la presión de neumáticos y rellenar de vez en cuando el líquido del limpiaparabrisas. Es aconsejable llevar el auto a revisión establecida por el fabricante para que vigilen algunos puntos básicos como el sistema de frenado.

Con respecto a la batería, no es necesario cambiarla a lo largo de la vida de un auto eléctrico normal, lo cual no agrega algún costo adicional.

En un caso en particular, se confirmó que luego de 300.000km recorridos, la batería perdió un 15% de su rendimiento inicial.

A nivel genérico, se evaluó que los autos eléctricos tienen menos de una tercera parte de gasto, de lo que normalmente tienen los motores a combustión, sin considerar el gasto del combustible ni el seguro.

eMobility Solutions.

 

Press: El Periódico de la Energía.